sábado, 27 de mayo de 2017

11 Cartas de suicidio que puedes usar

La juventud de hoy en día siente un irreprimible deseo de experimentar cosas nuevas, salir de la rutina, tener experiencias emocionantes . Díganme ¿Existe acaso una experiencia tan emocionante como el suicidio? no lo creo.

Déjame adivinar, muchas veces te despiertas con ganas de ponerle fin a tu vida, pero desgraciadamente no encuentras las razones que justifiquen tu decisión.
Bueno, pues para tu fortuna, en este blog te daré 11 razones para suicidarte, que podrás usar para tus últimos testamentos. Ahora podrás ser parte de esta emocionante y moderna moda del suicidio ¡Únetenos y hagamos tendencia!
Que tengas un lindo suicidio.

Carta de suicidio N°1:

Los humanos somos insignificantes, somos pequeñísimas partículas flotando en un basto universo. Nuestras acciones jamás influirán o cambiarán el curso del universo, por lo tanto; no importa cuanto estudies, cuanto trabajes, o si eres mala o buena persona; todos estamos condenados a morir. Es mejor acelerar el curso de lo inevitable.

Carta de suicidio N°2:

El pasado no se puede cambiar y el futuro es impredecible, por lo tanto, la única parte que realmente vivimos, es en el presente. Entonces, un sentimiento de tristeza, una mala noticia, o un simple resfriado, son razones lo suficientemente justificables como para cometer suicidio.

Carta de suicidio N°3:

La gente buena muere trágicamente, y los malos se salen con la suya.

Carta de suicidio N°4:

Me duele la cabeza.

Carta de suicidio N°5:

Los humanos somos una plaga, solo destruimos nuestro entorno, y arrasamos con todo ser vivo. Todos deberíamos morir.

Carta de suicidio N°6:

Somos violentos y sádicos, nos matamos entre nosotros, hacemos guerras, torturamos. Somos egocéntricos y no nos interesa la vida ajena. Solo un loco querría vivir en un entorno así.

Carta de suicidio N°7:

La prensa miente.

Carta de suicidio N°8:

Dios no existe.

Carta de suicidio N°9:

Si es que existe, es un sádico de mierda.

Carta de suicidio N°10:

Maluma existe.

Carta de suicidio N°11:

Estoy aburrido.



miércoles, 5 de abril de 2017

NOTICIA: Mi cuento "Calor" finalista del concurso Gonzalo Rojas Pizarro

A pesar de no haber ganado me siento orgulloso de haber quedado finalista, ademas se que aún soy joven y me falta por aprender. Agradezco que organicen estos concursos y felicito a todos los ganadores. 

miércoles, 18 de enero de 2017

Masacre en escuela de Monterrey: Una nueva generación de Psicópatas

IMPORTANTE: Acabo de releer este artículo y encontré algunos problemas en  mis argumentos, me disculpo si sueno demasiado alarmista o sensacionalista.


Hace unas horas ocurrió un trágico episodio en México.
Un alumno del colegio Americano del Noreste, en Monterrey, llevó a cabo un tiroteo que acabó con la vida de dos alumnos y una profesora.
Cosas como esta no son nuevas para nosotros, ya lo hemos visto antes y no necesariamente en México: Columbine (E.U.A 1999), Rafael Calzada (AR 2000), Virginia (E.U.A 2007).
¿A que se deberá esta ola de masacres en las escuelas? en décadas anteriores ya se habían presenciado muchos incidentes dentro de establecimientos escolares, como se puede ver en el anexo de wikipedia, pero si ponen atención, la mayoría de aquellos ataques fueron detonados por adultos, funcionarios, gente ajena a las escuelas, o fuerzas policiales opresivas, pero esta época es diferente, ahora los asesinos son los niños.
Si queremos respuestas ante este incremento de violencia juvenil podemos culpar ciégamente a muchas cosas; la televisión, la música, los videojuegos, o como se trata de México, podríamos culpar al narcotráfico y el fácil acceso a las armas.
Sea cual sea la causa, esto pasará como otro capítulo más en una sociedad cada vez más violenta.
Y no me sorprende que esto se vuelva un meme en unos días más, pues el internet está lleno de estúpidos que intentan mantener un ego inquebrantable dentro de un mundo de fantasía. Solo basta con ver la reacción que tuvieron ciertos grupos de facebook apenas la noticia se hizo viral.


lunes, 12 de diciembre de 2016

Cuento: "El niño oruga"

AVISO: Este relato contiene modismos naturales de Chile



Como todas las tardes al salir de su colegio, Pablo González iba caminando a su casa, y así como todos los días, avanzaba atentamente con la mirada hacia el pastoso suelo del parque en busca de una nueva oruga para su colección, de ahí su apodo de “niño oruga” que terminó siendo incluso más conocido que su nombre original para sus amigos del barrio. Pues era tan descomunal su devoción por las orugas que tenía a más de treinta viviendo en la cajita de zapatos que él bautizó como “la ciudad oruga”, una verdadera sociedad liliputiense de la cual obviamente él era el alcalde. Sin embargo ese día no tuvo mucha suerte, así que decidió que era mejor acelerar el paso para evitar otro reproche de su madre, o en caso peor, de su padre.